H ORO

Lo que pretendo con el presente escrito es dejar testimonio de una serie de acontecimientos en los que el azar, la relación evocadora con ciertos objetos, el sueño y la naturaleza jugaron un papel decisivo. La idea de compilar estas vivencias nació precisamente de la necesidad de ensalzar esos vínculos que me relacionan con las posibilidades/contradicciones de la realidad. Quisiera dejar claro que no pretendo dar importancia al hecho de haber tomado nota de las mismas sino al hecho de haber tenido la suerte de vivirlas.
 
Empezaré asegurando que los acontecimientos aquí descritos son absolutamente ciertos y que este proyecto pertenece a un proyecto personal más ambicioso. No me gustaría, por lo tanto, enmarcar estas actividades en ningún tipo de proyecto puntual sino integrarlas en mi vida cotidiana como parte fundamental de la misma. En este caso, he tratado de narrar estas revelaciones de la manera más aséptica posible, quizá con la esperanza de que las propias anécdotas cobren protagonismo por sí solas. Añadiré que esta tarea continúa desarrollándose hoy en día con ímpetu y esfuerzo.
 
También diré que el motor principal que impulsa esta pretensión es el pensamiento poético; una de las facultades (...) Leer más

Categoría:

Impreso en el tiempo

En el nº 6 de la revista Salamandra, que vio la luz en el mes de noviembre de 1993, apareció un breve artículo sobre un jardín que, al borde del Océano Atlántico, en la localidad gallega de Camelle, había construído, en el transcurso del tiempo, mediante el ensamblaje de troncos de árboles secos y rocas de formas caprichosas, un hombre peculiar que respondía al nombre de Man. Unas fotografías que acompañaban al artículo ilustraban lo que nos parecía concreción poética, gratuita y no separada de la actividad humana.
 
Este “jardín precioso de rocas” fue fatalmente embarrado por los vertidos del Prestige que el mar arrojó contra las costas gallegas en el mes de noviembre del pasado año. Similar golpe de mar letal rompió contra su constructor, que murió poco tiempo después, probablemente de tristeza.
 
En la página inmediatamente anterior al artículo sobre el jardín de Man, aparecía la reproducción a color de un cuadro de Martin Stejskal, miembro del Grupo Surrealista de Praga, en el cual, sobre un fondo azul, parecía flotar o descender la figura recortada en negro de un objeto o ser que podía ser tanto biológico como mecánico, tanto un pez como una (...) Leer más

Categoría:

Litoral: Oráculo

I. LITORAL La inteligencia calculadora se ha hecho cargo del hombre pretendiendo encarnar su totalidad al reducir la experiencia –estar en el mundo, respirarlo, recibir su exhalación– a objeto clasificable sin relación alguna con el misterio y lo abierto. Se quiebra así la articulación interna del sujeto, un eje crucial que nos aunaría al acontecimiento. Sin embargo, aunque el ser humano sea ya espectador desangelado y recluso de la parte blanca de sí mismo, un rescoldo se mantiene en la hondura y en profundidades abisales de la psique palpitan trazas de pensamiento mítico, una convicción de que su origen se sitúa en un acrónico más allá, horizonte de poesía realizada que encanta la vida al dejarla derramarse como fragmento de un universo extático y formando parte del alma global. Esta irresistible energía no podrá perderse, persiste por más que la sociedad procedente de la revolución industrial y de consumo desaforado intente arrumbarla en terreno yermo, donde lo espurio se pudre alegremente al raso.

Leer más

Categoría:

Lugar común

Somos atravesados sin cesar por el horizonte. Allí donde estamos, incluso bajo el peso de una situación hostil, no dejamos de sentir esa herida. Antes y después del hombre encorvado que hoy somos, el ser profundo contiene la gracia y la gravedad de tal ensanchamiento. El centro que somos en él encarna y se expande, tensado en su tejido liberado. El horizonte, no lo olvidemos, es fuga, fijeza de una huida en la que el hombre se vuelve objeto de su propio destino, se hace destino. El horizonte siempre ha habitado en nosotros tanto como nosotros habitamos el horizonte: sentimos su imantación en la medida que somos fuerza de atracción. Se suscita en este discurrir un principio de aventura a la que se une simultáneamente una posibilidad de descubrimiento, puesto que el tránsito del horizonte se hace con las propias etapas del asombro que abre. De hecho, el horizonte es siempre un trayecto que se prolonga en su propio devenir: su imagen fijada refleja nuestro constante deambular, nuestro ir hacia él. Resulta significativa esta invariabilidad que no obstante estimula movimiento: el horizonte está siempre animado. De hecho, siempre en su lugar, el horizonte causa expectación y suscita atención. Se vuelve centro y (...) Leer más

Categoría:

SALAMANDRA 11-12

Publicado por:

• Salamandra nº 11-12 (2001-2002), 180 páginas, 6 €.

– Contribuciones colectivas:
Aviso al lector ♦ El falso espejo: La imagen y lo imaginario en la era del espectáculo ♦ Finis Linguae

– Textos:
Luis Navarro: Fogonazos ♦ Eugenio Castro: Cautivar la mirada, diferir lo abierto ♦ Carl-Michael Edenborg: La radio y la rosa. Una constelación de azar en el cielo de Estocolmo ♦ Eduardo Abadía: Olfatismo oracular ♦ Manuel Crespo: Claros de alteridad ♦ Michael Löwy: El romanticismo negro de Guy Debord ♦ José Manuel Rojo: Consecuencias de un mal uso de la electricidad. Sobre la fase experimental del capitalismo de espíritu ♦ Luis Martínez del Río: El cuerpo humano, morfologías de un ritual ♦ Ignacio Castro: Liturgias de la ingravidez ♦ Krzysztof Fijalkowski: Gherasim Luca, reinventar todo ♦ Gherasim Luca: El inventor del amor ♦ Lurdes Martínez: Mass-observation o la antropología de lo cercano ♦ Silvia Guiard: La piña es bastante hermafrodita (juego táctil) ♦ Bruno Jacobs: Símbolo y mesmedad ♦ Bruno Jacobs: El gran rodeo ♦ Jorge Riechmann: La ilusión del origen ♦ Niall Binns: Sobre el mestizaje de los orígenes o una defensa de la edad de oro ♦ José Luis Gallero: Comentario a la respuesta del Grupo surrealista de Madrid a una encuesta internacional sobre la imagen

¡Más realidad! Emblemas de la magia cotidiana:
Eugenio Castro: H

– Defensa de la inactualidad:
• ANA-CRÓNICAS (reseñas): Ignacio Castro: American Beauty ♦ José Manuel Rojo: Las vigilias de Bonaventura ♦ Antón Patiño: Louise Bourgeois: Ceremonial de la memoria
• EXENCIONES (panfletos, declaraciones y polémicas): José Manuel Rojo: La ordalía necesaria ♦ El mono de chapa: A los viejos escandalizados ♦ El mal salvaje: ¿Hay vida después de la Alameda? ♦ José Manuel Rojo: Cuando el cielo cae sobre nuestras cabezas

– Poemas de Antonio Gamoneda, Manuel Crespo, Miguel Ángel Ortiz Albero, Juan Carlos Mestre, Joyce Mansour, Eugenio Castro y Paco Carreño.
Pinturas de Luis G. Adalid.

Páginas: 
180
Precio: 
€6.00
Año: 
2002

El falso espejo: La imagen y lo imaginario en la era del espectáculo

Un hecho fundamental destaca en la cultura mediática de la imagen, y es que el Poder ha sabido utilizarla como evidencia vanguardista de su discurso, convirtiéndola en el fundamento de sus fines: la instrumentalización de lo imaginario. Así, el poder ha encontrado en la imagen una herramienta insospechadamente eficaz y estetizante que a la vez que instaura el orden objetivo de la apariencia y del espejismo, hace aceptable su transparente violencia.

Para llegar a este estado de cosas, era preciso hacer ingresar la llamada libertad de expresión en las dinámicas liberales de la “sensura” (censura de sentido, término acuñado por el poeta francés Bernard Nöel), para hacerla reaparecer, tras un desplazamiento apenas perceptible, bajo un nuevo nombre: libertad de representación, concepto sin duda más cercano al de libre mercado con el que se asocia. Gracias a esta tergiversación, que toma la forma de un cataclismo, la representación está ocupando cada vez más un puesto preferente con respecto a la imaginación, hasta el punto de que podemos afirmar que la imaginación, regida ahora por las leyes de la representación, está perdiendo toda connotación de interioridad. Esto es, desde luego, un desastre que promete arrasar con el antiguo “pecado de pensamiento” que (...) Leer más

Categoría:

H

1982. Septiembre. Fortaleza de Belixe. Algarve. Portugal.
 
Merodeo al pie del acantilado coronado por esta construcción antiguamente militar. Junto al agua, me entretengo mirando alrededor, hasta fijar la vista en un grupo de gaviotas entregadas a la pesca de su presa. Me siento fascinado por el ejercicio de precisión de estas aves, que consiste en lanzarse en picado sobre la superficie del agua en busca de su comida. Perfecto movimiento de verticalidad.
 
Deseo conservar el recuerdo fotográfico de ese instante y me dedico a tomar unas diapositivas.
 
Quince días después, aproximadamente. Madrid.
 
Organizo para algunos amigos una proyección de diapositivas con las estampas de la ruta recorrida durante el viaje. Al llegar a las que debían mostrarme a las gaviotas, experimento cierto desconcierto -y también desilusión- al comprobar que no hay ninguna que haya recogido a las aves en el momento en que se precipitaban sobre el océano. Sin duda, mi deficiente conocimiento de la técnica fotográfica fue la causa. Sin embargo, una de las personas allí reunidas, una gran amiga mía, me hace notar, labrada sobre la pared del acantilado situado frente a mí, y justamente detrás de donde (...) Leer más

Categoría:

Finis Linguæ

La palabra en libertad instaura la imagen de la amplitud y se acompaña de una promesa de confín. Allí, es decir, en plena extranjería, la palabra es: asombrada e inquieta, entregándose a los efectos de lo inmensurable. En esa lejanía, y por esa lejanía, se renueva sucesivamente en su inalterable permanencia, que es constante mudabilidad. Y en sus márgenes y en sus límites, cristaliza como expresión de una vida que todavía no se resigna a perder la memoria de la singularidad que la afirma ni de lo común en que se reafirma.
 
Al mismo tiempo, la palabra, allí habitada por la intimidad profunda del lugar, habita el espacio más íntimo del ser y se expone al encuentro, a su reconciliación por lo desconocido con el mundo.
 

Leer más

Categoría:

Topografies de l'imaginari: surrealisme i antropología

Publicado por:

Lluis Calvo y Dolors Marín (Editores). Textos. Publicado por Residencia d'investigadors CSIC-Generalitat de Catalunya.

Selección de estudios relativos a las relaciones entre el Surrealismo y la Antropología. Textos de Eugenio Castro, Lurdes Martínez y José Manuel Rojo. Bilingüe Catalán/Castellano.

Páginas: 
168
Año: 
2000
ISBN: 
9788460708124

SALAMANDRA 10

Publicado por:

• Salamandra nº 10 (1999), 132 páginas, 6 €.

– Textos:
Stephen Clark: Los desconocidos hablan el oro del tiempo ♦ Jesús García Rodríguez: Nuevas industrias de la subjetividad. Neocapitalismo, publicidad y placer alienado ♦ André Breton y Jean Schuster: Arte poética ♦ Luis Navarro: Dinámica de virus. El principio de realidad virtual José Manuel Rojo: Ruido de cadenas. El sentimiento gótico en la arqueología industrial ♦ Jesús García Rodríguez: Algunas precarias apostillas a "El carácter destructivo" de Walter Benjamin ♦ Ignacio Castro: Cinegéticas de la apariencia ♦ Guy René Doumayrou: Geografía sideral ♦ Silvia Guiard: Quebrada ♦ Michael Löwy: Franz Kafka y el socialismo libertario ♦ Óscar Delgado: Oblícuas El lugar revisitado. Textos psicogeográficos del Grupo Surrealista de Estocolmo ♦ Iván Vélez: El manso asedio ♦ Vincent Bounoure: Genealogía del intercambio ♦ Carl-Michael Edenborg: El olor del dinero ♦ José María Piñeiro: Las blandas brechas de la tarde. La siesta como experiencia de la deriva ♦ Javier Gálvez: El pez sólo se salva en el relámpago ♦ Milan Napravník: Inversage ♦ Amador Fernández-Savater: La destrucción del lenguaje Cine, humor, sueño, revuelta y tactilismo. Dossier sobre Jan Švankmajer. Textos de Jan Švankmajer, František Dryje, Aurelién Daguet y Jesús Palacios. Ilustraciones de Jan Švankmajer.

– ¡Más realidad! Emblemas de la magia cotidiana:
José Manuel Rojo: La noche del 21-V-1997 ♦ Lurdes Martínez: En el verano de 1997 ♦ Óscar Delgadodagled: De cómo una pequeña isla aterida de presencias deriva en constelación (renunciar a toda dominación)

– Poemas de Eugenio Castro, Pierre D. La, Michel E. Zone, Joyce Mansour, Jesús García Rodríguez, Manuel Crespo, G. Bruno y Paco Carreño.
– Objeto de Eugenio Castro.
– Dibujos de Ody Saban, Conchi Benito y Olga Billoir.
– Pinturas de Paco García Barcos y Jorge Kleiman.
– Esculturas de Guillermo Rojo, Yolanda Tabanera y Martínez del Río.
– Fotografías de Stuart Inman, Bill Howe, Eugenio Castro, Javier Gálvez y Roman Kubik.
– Fotografismo de Paco García Barcos.

Páginas: 
132
Precio: 
€6.00
Año: 
1999

Páginas

Subscribe to Grupo surrealista de Madrid RSS