Se encuentra usted aquí

Laboratorio onírico

Versión para impresiónVersión para impresiónVersión PDFVersión PDF
Fecha: 
Sábado 17 de Junio de 2017

Si alguien nos preguntara qué hicimos ayer y antesdeayer, ¿qué responderíamos? Madrugar, viajar en transporte público o en la cápsula del automóvil privado, trabajar, comprar, perder el tiempo con la tele o el móvil, amar tal vez, de cuando en cuando. O vegetar tirados en el sofá, si no hay trabajo, si hay casa y sofá.

De todas estas actividades que te han enseñado a creer que es tu vida, ¿cuáles son verdaderamente libres y deseadas? ¿Y qué placer, qué intensidad, que felicidad te han aportado? Y entre tantas cosas mecánicas, tristes y ridículas con que transigimos por cobardía, necesidad o rutina, y que saturan cada día vaciando su sentido, ¿has soñado? ¿Recuerdas tus sueños? ¿Les das importancia acaso?

Y sin embargo, la Historia de la Humanidad ha sido siempre, como decía Lichtenberg, la del hombre despierto, nunca la del hombre y la mujer durmientes, cuando el sueño ocupa, exalta y libera casi la mitad de nuestras vidas. Menos aún en una sociedad donde impera el 24/7 del trabajo ininterrumpido, el consumo maniático y el ocio programado sin pausa ni tregua, y la palabra “sueño” es solo el sinónimo bastardo del capricho fútil y el reflejo compulsivo por la última mercancía que vomita la pantalla que nunca se apaga. Porque parece que no puede haber oscuridad ni margen ni refugio ni afuera en el reino de la luz fría y muerta de la economía.

Pero hace exactamente 100 años, un sueño recorrió Europa y toda la tierra aunque se tornara en pesadilla; y siete años después, fue una ola de sueños la que sumergió el mundo para reencantarlo.

Queremos ahora, cuando la noche parece desterrada para siempre, volver a interrogar los sueños, para aventar su fuego y encender los fenómenos y experiencias oníricas que contagian su incandescencia de párpados cerrados y cuerpos imantados: fulgor inútil e irresponsable que no responde a ninguna ley ni amo, ni genera más valor ni precio que cambiar la vida del que los sueña.

Os invitamos a participar en el Laboratorio Onírico que organiza en Grupo Surrealista de Madrid en el Ateneo Cooperativo Nosaltres, c/Esperanza 5, Madrid. Las sesiones tendrán lugar a las 19:30 horas

Programa:

1ª Jornada 22 de abril: Presentación del Laboratorio Onírico

2ª Jornada 6 de mayo: El objeto soñado. Presentación de los periódicos del sueño: Drosera y Dreamdew

3ª Jornada 20 de mayo: Sueños paralelos. Presentación de De la materia del sueño de Julio Monteverde

4ª Jornada 3 de junio: Interferencias oníricas en la vida cotidiana

5ª Jornada 17 de junio: El urbanismo onírico